0

Aunque la era digital ha modificado nuestro consumo de literatura, aún añoramos el olor y la textura al pasar de hoja en hoja de un libro. Habrá quienes sientan tal nostalgia que encuentre en las grandes bibliotecas un refugio para salvaguardarse del ruido cotidiano y adentrarse en un océano de inmenso conocimiento.

Para hacer de este viaje por las letras una experiencia aún más placentera hicimos una selección de las que consideramos las bibliotecas más hermosas del mundo.

Biblioteca del Monasterio de Strahov Praga, República Checa

Biblioteca del Monasterio de Strahov, Praga, República Checa

El monasterio de Strahov de Praga fue fundado en 1143 por la Orden de los Canónigos Regulares de Prémontré. Sin embargo, el lugar sufrió una importante reconstrucción a lo largo de los siglos XVII y XVIII, que incluyó la creación de esta majestuosa biblioteca. Por dentro destaca la Sala Teológica, con pinturas que van desde Adán y Eva hasta los filósofos clásicos. La sala en Praga acoge más de 42.000 volúmenes.

Biblioteca de Stuttgart, Alemania

Biblioteca de Stuttgart, Alemania
En 2011, la biblioteca municipal de Stuttgart se mudó a un nuevo edificio diseñado por el arquitecto coreano Young Yi en Mailänder Platz. La bella biblioteca es un cubo gris en el exterior, pero que se ilumina en azul por la noche. Así, la uniformidad, el color blanco, la utilización de ladrillos vítreos y la racionalidad del diseño, son elementos que caracterizan la colosal edificación.

Biblioteca Joanina, Coimbra, Portugal

Biblioteca Joanina, Coimbra, Portugal
La biblioteca de la Universidad de Coimbra data del siglo XVIII y fue construida durante el reinado del rey Juan V de Portugal. El lugar alberga alrededor de 200,000 volúmenes dentro de sus interiores barrocos. La biblioteca también es famosa por su colonia de murciélagos, que consumen insectos que podrían dañar los raros textos.

Bibliothèque Richelieu-Louvois, París, Francia

Bibliothèque Richelieu-Louvois, París, Francia
Esta biblioteca es una suplente del Louvre que se quedó sin capacidad de almacenamiento en la década de 1660. El edificio fue una vez el palacio del cardenal Mazarin, ministro principal de Francia y un coleccionista de libros insaciable. Llegó su colección al estado después de su muerte en 1661 y ahora se encuentran en una de las bibliotecas más bellas del mundo.

Biblioteca Beinecke, Universidad de Yale, New Haven

Biblioteca Beinecke, Universidad de Yale, New Haven
La Biblioteca de libros raros y manuscritos de Beinecke es una de las bibliotecas más grandes del mundo. Se ubicada dentro de un cubo modernista en el campus de Yale. La singular forma del lugar se refleja en el interior por una torre de vidrio central que contiene alrededor de 100,000 volúmenes. La Biblioteca Beinecke aloja el único ejemplar del misterioso Manuscrito Voynich uno de los documentos que se consideran más extraños y difíciles de descifrar.5 museos en Guadalajara que no te puedes perder

Biblioteca Black Diamond, Copenhague

Biblioteca Black Diamond, Copenhague
El Black Diamond fue construido en 1999 como una extensión del antiguo edificio de la Biblioteca Real Danesa en el centro de Copenhague. El arquitecto danés Schmidt Hammer Lassen diseñó el edificio que está revestido de granito negro pulido. La biblioteca fue fundada por el rey Federico III de Dinamarca en el año 1648, aunque solo abierta al público desde 1793 y cuenta con 32 millones de documentos, de los cuales 6 millones entre libros y publicaciones periódicas.

La Biblioteca Bodleian, Oxford

La Biblioteca Bodleian, Oxford
El Bodleian es una de las bibliotecas más antiguas de Europa, fundada en 1602 como una continuación de una biblioteca de Oxford que existía desde principios del siglo XVI. Una importante donación de manuscritos de Humphrey, duque de Gloucester en la década de 1430, consolidó la reputación de la biblioteca con sus impresionantes edificios góticos.

Biblioteca Abadía de St Gall, St Gallen, Suiza

Biblioteca Abadía de St Gall, St Gallen, Suiza
Lo que comenzó en el siglo VII como una modesta casa para un monje irlandés cerca de las orillas del lago de Constanza se convirtió finalmente en uno de los monasterios medievales más ricos de todos. La biblioteca de St Gall ha sobrevivido a los incendios, invasiones y cambios políticos en Suiza. Alberga alrededor de 160.000 libros en su suntuoso edificio rococó. Además, las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura proclamó la biblioteca Patrimonio Mundial en 1983.

Biblioteca de Alejandría, Alejandría, Egipto

Biblioteca de Alejandría, Alejandría, Egipto
La biblioteca de la antigua Alejandría, construida en el siglo III a. C. por los gobernantes de Egipto, fue el centro de aprendizaje más importante de su tiempo. La biblioteca fue más parecida a una Universidad, pues contaba con salas de investigación, mesas de reunión y comedores donde se llevaban a cabo tertulias. En el lugar existe el libro de Demetrio de Falena “Sobre el Haz de Luz en el Cielo“, que se piensa es la primera obra que trata el tema OVNI.

Biblioteca del Congreso, Washington DC

Biblioteca del Congreso, Washington DC
La Biblioteca del Congreso se remonta a los primeros días de la independencia estadounidense. Originalmente establecida por James Madison, la biblioteca fue quemada durante la invasión británica en 1814, y Thomas Jefferson ofreció su propia biblioteca personal para reemplazar la colección. Actualmente se conforma de más de 17 millones de libros y 95 millones de mapas, manuscritos, fotografías, películas, grabaciones de audio, grabados y dibujos.

Biblioteca Clementinum, Praga

Biblioteca Clementinum, Praga
El complejo Clementinum de Praga ha tenido una historia bastante variada, comenzando su vida en el siglo XI como una capilla de San Clemente, transformándose en un monasterio dominicano, una universidad jesuita y parte de la universidad nacional. Sin embargo, la biblioteca existe desde el siglo XVII, y ahora es la biblioteca nacional de la República Checa. Además, gran parte de la culpa la tiene su magnífica biblioteca barroca, donde te sientes transportado en el tiempo.

Biblioteca Marziana, Venecia

Biblioteca Marziana, Venecia
Nombrada en honor a la santa patrona de Venecia, la Biblioteca Marziana diseñada por Jacopo-Sansovino se remonta al siglo XVI, cuando el Renacimiento italiano estaba en plena apogeo y los textos clásicos a menudo se redescubrían y rescataban de la oscuridad. El corazón de su colección es la biblioteca del cardenal Bessarion, un ortodoxo griego que se había convertido en un cardenal católico, y uno de los coleccionistas de libros más importantes de su época.

Karime López, la chef mexicana al frente de Gucci Osteria

Previous article

Cinco errores que debes evitar en tu rutina de skin care

Next article

You may also like

More in Going Out

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *